Far far away

Far far away

Far far away, behind the word mountains, far from the countries Vokalia and Consonantia, there live the blind texts

Behind the word mountains

Behind the word mountains

Far far away, behind the word mountains, far from the countries Vokalia and Consonantia, there live the blind texts

Far from the countries Vokalia

Far from the countries Vokalia

Far far away, behind the word mountains, far from the countries Vokalia and Consonantia, there live the blind texts

There live the blind texts

There live the blind texts

Far far away, behind the word mountains, far from the countries Vokalia and Consonantia, there live the blind texts

Son esos días que … (parte I)

Quiero empezar una serie de posts en los que comentaré esas cosas que a veces pasan (últimamente con demasiada frecuencia) y que no llegamos a encontrarles una explicación del todo lógica, pero que sin duda deben tenerla.

Comenzaré con lo que ha pasado este mismo fin de semana, con la visita de mi gran compañero Xema que ha aprovechado los tres días de puente en Madrid, para venirse a «salazonarse» un poco, que se me estaba endulzando demasiado con eso de los basses por no tener el mar cerca.

Hemos salido juntos los tres días, y excepto el primero que yo tuve más picadas que él en un escenario distinto al habitual, los otros dos fue increíble la diferencia de picadas entre uno y otro (muy en contra mía).

Lo más gracioso del asunto es que se trata de nuestra zona de pesca de siempre, y que la tengo muy estudiada. Cuando él viene generalmente decido yo dónde debemos colocarnos, cuándo debemos movernos y hacia dónde debemos dirigir los lances. Esta vez no fue una excepción, pero una vez nos poníamos en acción de pesca, me dedicaba casi exclusivamente a salabrarle las capturas.

Bueno y ahora viene el quid de la cuestión.
¿Por qué empleando equipos muy similares, misma técnica y distancia de lance, e incluso señuelos casi idénticos, a uno le picaban muchísimo más que al otro?

¿Tan influyente puede ser una combinación modelo/librea en concreto?
Desde luego una cosa está clara y es que hay días en que le entran mejor a unos colores que a otros, pero es que sólo entraban a ese.
Incluso llegué a poner la misma librea pero en un modelo de talla inferior y de la misma marca. Nada de nada …
Yo tuve algunas picadas, pero encima con la mala suerte de perder todas las piezas que conseguía clavar, y es que son esos días que parece que todo está en tu contra.
El resultado de esta «batalla» ha sido de un parcial contundente de 7-0, y con variedad de especies. Consiguió capturar varias anjovas y palometones de talla pequeña y un espetón de día (lo que faltaba). A excepción de una pequeña anjova nocturna, el resto salió todo con el mismo señuelo.
Absolutamente todo fue C&S

Algunas fotos de las capturas:

anjova_xema1
618b380e75c885c36ae335a6ea4135e2

71ebceaf3762fe342074a0db9e76798f

IMG_3497

Personalmente me alegro un montón por él porque durante el año son contadas las ocasiones que podemos juntarnos y si sucede como este verano que fue nefasto, pues la verdad que resulta decepcionante. Este viaje se vuelve cansado pero con las pilas bien cargadas. Seguro que cuando salga al black bass y no sienta los tirones de los «verdaderos depredadores» lo va a echar en falta.
Yo ya tendré todo los días que restan hasta la próxima para ir mandándole fotos por whatsapp y ponerle los dientes largos, aunque sé que en el fondo, le gusta 🙂

Como conclusión y volviendo a lo realmente importante, podríamos pensar que ha sido una mera cuestión de suerte.
Es posible, pero ¿dos días seguidos y pescando en distintas zonas? Es que había veces que le entraban al primer lance, increíble!
Yo creo que sí ha sido cuestión de suerte … la suerte de disponer de ese señuelo en la caja y de saber utilizarlo en el momento oportuno.

Como os podréis imaginar, esa muestra pronto formará parte de mi colección y, seguramente, no vuelvan a entrarle con el ansia de estos días.
Pero como dice aquél … «¿y si si?»

Un abrazo Xema y nos vemos pronto!!

P.D. Me quedo con la felicitación de un pescador de la zona que nos dijo que muy poca gente hacía lo que nosotros, devolver las capturas al agua, y nos confesó que él mismo no lo hubiese hecho, pero que entendía porqué nosotros sí lo hacíamos. Espero que con estos gestos se vaya concienciando el personal.

3 comments to Son esos días que … (parte I)

  • Xema

    Acabo de llegar a Madrid y ya estoy deseando volver, Rafa…

    En fin, días curiosos cuanto menos, ¿verdad? Que tres especies decidan entrar única y exclusivamente a un solo señuelo…

    Y si me.preguntas por qué puse ese señuelo exactamente, te diría que, en ese momento, lo puse por el color, habiendo usado antes los colores más llamativos.

    ¡Gran puente de mayo este! ¡Ya volveré para que me mojes la oreja!

    ¡Abrazos!

    Reply
  • Vicente

    Hola Rafa, ya me comentaste por wassap que lo pasasteis muy bien, solo os hubiese faltado que tu amigo te hubiera prestado el citado señuelo para ver si con tu caña hubieras tenido las mismas picadas.
    Si te parece tambien puedes decir qué señuelo era

    Saludos y seguimos en contacto
    Vicente

    Reply
  • Kike

    Ese Xema campeon!!!!! vaya tela, con 7-0 se pasaba por debajo del futbolin….tu por donde pasaste Rafa?
    jajajaja

    Lástima no poder acompañaros esos dias y charlar con Xema, esa cuenta me ha quedado pendiente.

    De todas formas si hubiese ido seria otro 7-0-0 jajaja

    Enhorabuena!!!! y sobre el señuelo en cuestion….shhhh que sino suben de precio en las tiendas!!!!

    Reply

Deja un comentario

Comment
Name*
Mail*
Website*