Far far away

Far far away

Far far away, behind the word mountains, far from the countries Vokalia and Consonantia, there live the blind texts

Behind the word mountains

Behind the word mountains

Far far away, behind the word mountains, far from the countries Vokalia and Consonantia, there live the blind texts

Far from the countries Vokalia

Far from the countries Vokalia

Far far away, behind the word mountains, far from the countries Vokalia and Consonantia, there live the blind texts

There live the blind texts

There live the blind texts

Far far away, behind the word mountains, far from the countries Vokalia and Consonantia, there live the blind texts

El bajo de línea – Sí o No

En esta ocasión voy a hablaros del uso del bajo de línea de nylon o fluorocarbono en caso de que pesquemos con trenzado, que será lo más habitual y por mi parte lo más aconsejable.
En todos mis equipos monto bajo de fluorocarbono de la marca Tubertini Gorilla UC4.

618-714-large

Si bien no es un fluorocarbono 100% sino un polímero o mezcla, me gusta por la elasticidad que tiene, y su precio no es demasiado elevado (sobre 14€ los 150m).
Generalmente uso un diámetro 0,40 que me da la confianza para la pesca de casi cualquier especie (más de 20Kg de resistencia).

Pasemos al Porqué de SIEMPRE utilizar bajo de fluorocarbono.

Primeramente partir de la premisa que cada uno debe pescar como más cómodo se encuentre, pero yo voy a daros mis tres principales razones por la que uso el bajo de línea:
1) El fluorocarbono al ser más rígido durante el lance, evitará muchos más enredos del señuelo con la línea que si lanzamos sin él, maximizando nuestra efectividad.
2) El trenzado tiene mucha resistencia a la tensión pero en diámetros finos, los golpes «secos» pueden partir la línea. Dado que el bajo tiene cierta elasticidad, nos ayudará a que, tras una buena clavada, el exceso de tensión acabe con nuestro trenzado roto y la correspondiente pérdida tanto de la pieza como del señuelo y la grapa. Además también tiene más resistencia al roce muy importante sobretodo si andamos por pedreros.
3) Cuando pescamos a especies muy recelosas y resabiadas (como son las lubinas por ejemplo) cuantos menos elementos «extraños» les mostremos mucho mejor. La visibilidad del fluorocarbono bajo el agua es casi nula, evitando así que las presas descubran con antelación nuestro engaño.

Respecto a los aspectos negativos, el único que puedo encontrarle es el de tener un nudo de empalme en nuestra línea, que puede entorpecer la salida del hilo durante el lance, provocando alguna peluca o la rotura de la línea en el peor de los casos.
Bien, casi siempre uso un bajo de longitud tal que me permita lanzar de forma eficaz sin tener que pasar el nudo por la anilla de la puntera. Evidentemente cada caña necesitará pues una longitud distinta (generalmente más corto para cañas de acciones de punta y más largo para cañas más parabólicas).
La única excepción la hago cuando pesco con el equipo de la lubina, montando bajos de 1,5 a 2 metros.

Una última recomendación es que reviséis siempre, antes de comenzar vuestra jornada, el estado del bajo, y al mínimo atisbo de desgaste, reemplazadlo. Os ahorrará más de un disgusto.

En próximas entradas hablaremos de los nudos para unir el trenzado con el fluorocarbono, así como de la unión del fluorocarbono a la grapa.
Saludos y buena pesca.

Deja un comentario

Comment
Name*
Mail*
Website*